Desafíos
¿Cuáles son los desafíos del liderazgo en las empresas? Hoy y mañana. ¿Qué líderes necesitamos? En estas páginas encontrarás el puntapié inicial de nuestra propuesta y una reseña bibliográfica para alimentar la reflexión. “Desafíos” fue la idea de un newsletter primero, la de un blog después y finalmente la de una mesa de debate. Hoy esperamos que sea todo eso junto.
octubre 29, 2015

David y Goliat (Segunda Parte)

David y Goliat (Segunda Parte)

Continúa de TRES CASOS CONTEMPORÁNEOS SELECCIONADOS POR GLADWELL (Últimos dos casos) :


Caroline Sacks

Caroline Sacks nació en un suburbio de Maryland y de muy pequeña demostraba una aptitud especial para las ciencias. La atraían tanto la biología como las matemáticas, los problemas físicos o la transformación de la materia y la energía. Era, para su familia y su barrio, la niña prodigio que sería científica de adulta. Cuando tuvo que elegir universidad para seguir su manifiesta vocación científica ponderó dos alternativas en especial:

  • Intentar acceder a una de las grandes y célebres universidades americanas, listadas en el top ten mundial (una auténtica GOLIAT)

  • Ingresar a la universidad estatal de su localidad, más pequeña y accesible (paradigmática DAVID)

Pre-programado su cerebro a partir de los cánones tradicionales del “éxito” en la cultura occidental, Caroline decidió en favor de la primera alternativa.

¿Fue una buena decisión?

Gladwell resume la historia pero anticipa la respuesta en la propia voz de Caroline. Durante la entrevista en la que narró su caso, confesó: “Si hubiera asistido a la Universidad de Maryland, hoy sería científica”.

Como sospecharán, Caroline dejó la universidad. Lo hizo en su segundo año de estudios, estando en el Percentil 99 del rendimiento científico académico mundial. ¡Pero lo peor de todo es que lo hizo porque sintió que no tenía suficiente capacidad! ¿Qué fue lo que ocurrió? Pues bien, la célebre universidad en la cual ingresó definió un estándar muy agresivo y Caroline comenzó a obtener rendimientos de mediana para su universidad, lo que significó una decepción para sus elevadas expectativas. Cuando la bocharon por primera vez no pudo soportarlo y abandonó. Su autoconfianza fue devastada y ya no se sentía capaz de continuar.

Comenta Gladwell que los psicólogos sociales llaman “privación relativa” al fenómeno que describe la frustración experimentada por Caroline. Fue estudiado en las Fuerzas armadas de USA a partir de la promoción de los oficiales, del siguiente modo. En Marina la promoción a oficiales demostró ser más lenta que en el Ejército. Sin embargo, los suboficiales de Marina se sentían en promedio mucho más satisfechos que los del Ejército con sus propias carreras. Esto se debe a que, los suboficiales del Ejército, pasado un tiempo promedio de promoción más breve y registrando ese tiempo como una expectativa standard, comenzaban a sentirse insatisfechos por no haber sido promovidos. Tiempos de carrera más cortos producían una mayor tasa de deserción, contrariamente a lo que se hubiera supuesto.

En el mismo sentido, un estudio sobre la deserción en las universidades norteamericanas demuestra que los índices de abandono tienden a ser mayores en las “Big Ten” que en el “resto” de las instituciones con menos prestigio.

La contracara de la “privación relativa” es otro sesgo del conocimiento, que en este caso actúa como refuerzo de la motivación: el fenómeno “big fish, small pool”. Cuanto menor es el estanque, mayor es el espacio que ocupamos, lo que nos da sensación de seguridad y autoconfianza.

Es por eso que Caroline supone que se habría sentido contenida en el estanque más pequeño de la Universidad de Maryland, su desempeño habría sido destacado, reforzando sus expectativas elevadas, su autoconfianza habría crecido y, con ciertamente probabilidades mucho mayores a aquellas que tuvo en la “Big Ten” que eligió, habría llegado a la graduación.

 

Teresa de Brito

Teresa de Brito es la directora de una escuela secundaria en el área de Phoenix. Está orgullosa de la tendencia que muestran sus ratios de cantidad de alumnos por aula. Los últimos años ha registrado un franco descenso desde los 32 alumnos a los 18. La escuela se vuelve más atractiva cuanto menor es el ratio, porque se ha puesto de moda la creencia de que los grandes aprendizajes se producen en grupos reducidos. Así que cuanto menor es el ratio, mayor es la convocatoria de la escuela, y entonces mayor selectividad es requerida, con lo cual la exclusividad aumenta. Los exámenes de ingreso se hacen más duros, reduciendo la variedad de capacidades y concentrándose en altos rendimientos en capacidades críticas (por ejemplo, las lógico-numéricas).

La pregunta que subyace a esta situación y Gladwell explicita en su libro es la siguiente: ¿se producen realmente mejores aprendizajes cuanto menor es el número de alumnos en el aula?

La respuesta la aporta la teoría del análisis marginal. Para aproximarla, Gladwell recurre a investigaciones sobre el liderazgo parental y los recursos económicos. Si bien es cierto que bajo un determinado umbral de pobreza la capacidad de ser “buenos padres” o de tener un liderazgo inspirador en la vida de los hijos, se resiente gravemente, estudios microeconómicos demuestran que entre cierto rango de ingresos esa capacidad crece menos que proporcionalmente, para estancarse luego y terminar teniendo un rendimiento decreciente. Es decir, el liderazgo parental en relación a los ingresos de la familia, son una curva en forma de U invertida. El punto a partir del cual el rendimiento es decreciente, se encuentra para las familias de USA en los 75,000 U$ anuales.

Basado en este estudio, Gladwell expone otro cuyo objeto es el aula, que indagó en las siguientes dos dimensiones:

  • La cantidad de interacciones que se producen entre los alumnos y el profesor (lazos fuertes): cuanto mayor es el número de alumnos, las interacciones disminuyen.

  • La calidad de las interacciones (lazos débiles). Cuanto mayor es el número de alumnos, mayor la posibilidad de aportar miradas distintas a partir de la opinión individual. Entonces la varianza del sistema aumenta y la calidad del aprendizaje es mayor.

El resultado de la investigación de estas dimensiones combinadas dio como origen a otra curva en forma de U invertida, con break-point en 25 participantes.

Es decir, Teresa debió estar satisfecha con los primeros años de reducción de sus ratios de alumno por clase, pero con el objetivo de hacer el aprendizaje en su institución más “fuerte”, terminó resintiendo los lazos débiles, la capacidad de aportar miradas distintas y transformando sus clases en “poderosos” Goliats.

Reseñas # , , , , ,
Share: / / /

Puede interesarte

Desafios de la construccin